CASTELLANO | Asturianu

 

Los curiosos personajes que forman este estrambótico cortejo nupcial se ven obligados a celebrar el evento en una parada de bus, ya que por su ruidoso comportamiento han sido expulsados de la iglesia, del restaurante, e incluso del parque donde se estaban haciendo las fotos…

 Un bodorrio en plena calle o en pleno teatro por todo lo alto, con acaloradas discusiones y besos apasionados, con silencios y voces más altas que otras, con Karaoke, bailes sueltos y agarraos, banquete, brindis… Y por supuesto, con cientos de invitados, tantos como público asistente, que seguro disfrutarán con la boda que jamás desearían tener.